martes, 8 de agosto de 2017

Vaya con la valla...

Estamos en época vacacional y las críticas, una vez más, dejan sitio a las curiosidades. Esta vez con una recopilación de vallas, cuando menos, peculiares. Muchas de ellas verdaderos ejemplos de reciclaje.

Empezamos con una valla que recicla un buen número viejos esquís.

 

Seguimos con un vallado que, en cierta forma, promueve la movilidad sostenible, a la vez que da un nuevo uso a viejas bicicletas.



Y otra versión de reciclado de bicicletas. Eso sí, en esta ocasión sin ruedas.



También hay quien recicla tablas de surf. Y es que hay que aprovechar lo que nos da el clima local.



Luego está quien en las vallas de sus casas nos muestran su interés por la pintura. Este primero en versión empollón, con todos los lápices nuevos y ordenados por colores.



Pero también hay quien refleja en su vallado una personalidad más desordenada, de ese que tenía todos los lápices revueltos en el estuche.



Pero volvamos al reciclaje. Se pueden reaprovechar ruedas de carro. Aquí con una composición más caótica.



Pero también en formas más regulares.



También hay quien hace vallas reciclando botellas.




Y para terminar una valla que nos pensaremos dos veces antes de saltarla.












lunes, 24 de julio de 2017

Un parque dedicado al pene

Hoy toca una extravagancia: Haeshindang Park, en Corea del Sur, es un parque dedicado al pene.



Bueno, realmente está dedicado a una bella virgen que, según la leyenda, fue "abandonada" en una roca junto al mar por un pescador mientras este se fue a pescar. Como os podéis imaginar, vino una tormenta y la hermosa virgen murió.

















Desde ese momento, los pescadores volvían a puerto sin un pez en las redes. Así que hicieron lo que a cualquier persona con dos dedos de frente se le ocurriría en estos casos (nótese la ironía): construir un pene gigante de madera para apaciguar al espíritu de la joven. Ni que decir tiene que el remedio funcionó y que los pescadores volvieron a pescar con normalidad.



Así que los aldeanos siguieron erigiendo estatuas en honor a la virgen fallecida.

Como veis, lo absurdo de la historia está a la altura de la extravagancia del parque, así que mis comentarios se reducirán al mínimo y dejaré paso a que las imágenes hablen por sí solas.



En la siguiente no me resisto al chascarrillo: tened cuidado dónde os sentáis.


¿Estará leyendo las instrucciones de uso?



Como veis, los visitantes pueden interactuar...



Y terminamos con unas imágenes en formato vertical, tal vez más apropiadas para el tema que tratamos hoy.












viernes, 14 de julio de 2017

La obra de arte inoportuna: Frías (Burgos)

En la crítica de hoy parto de la premisa, tal vez errónea, de que en el arte todo es opinable, más aún hoy en día que la función del arte se vuelve tan difusa. Y sobre esa base traigo al blog un ejemplo de lo que, en mi opinión, es un desaguisado de los artistas.

Para ponernos en situación, el caso se perpetró en Frías, uno de los pueblos más bonitos de la península y, a la sazón, la ciudad más pequeña de España (258 habitantes)



Situada a orillas del Ebro, su casco medieval está declarado conjunto histórico artístico.



Cuenta con uno de los castillos más espectaculares de España.



Un magnífico puente medieval.



Unas casas colgadas sobre la muela de toba calcárea que domina el paisaje.



Calles que evocan su pasado medieval.



Y hasta un lavadero donde, antiguamente, se lavaba la ropa en invierno.



Un pueblo espectacular cuya visita es muy aconsejable.


Foto: Alejandro Bergado





En este escenario, y con motivo del octavo centenario del otorgamiento a Frías de su Fuero (Alfonso VIII en 1202), el ayuntamiento encargó la construcción de una fuente monumental. El diseño y realización de la fuente corrió a cargo de los artistas Jorge Baldessari y Fernando García.

El resultado fue una fuente cuyo elemento principal es un muro de hormigón de unos 4 metros de alto.



Dejando de lado la "originalidad" de las tejas formando cascada, el muro de hormigón se incrusta como un elemento protagonista que rompe descaradamente con la estética medieval del pueblo, donde la piedra caliza es el elemento constructivo tradicional predominante.

Y si la cara A es cuestionable, la cara B no deja lugar a dudas: hormigón puro y duro con tres tejas que dejan caer el agua sobre un pequeño pilón.



Ni siguiera una fotografía con cierta intención artística salva la horrible visión del muro de hormigón.



Los artistas ni siquiera se preocuparon de camuflar los pernos de hierro que refuerzan la estabilidad del muro.



La fuente no gustó a casi nadie en el pueblo, pero ahí sigue. Tuve ocasión de hablar con uno de los artistas y me soltó un discurso sobre que el hormigón ya se utilizaba en tiempo de los romanos. Yo le dejé hablar y no quise contestar que los romanos usaban morteros de cal mezclados con ceniza volcánicas, no el feo y gris cemento portland inventado en 1824. Ni que el cemento no se encuentra en las edificaciones tradicionales del pueblo.

En fin, como decía al principio, en el arte todo es opinable y mi opinión es que, en este marco medieval, la obra ha sido inoportuna.








lunes, 3 de julio de 2017

El conflicto es el padre de todas las cosas (Heráclito)

Ya decía Heráclito (siglos V a.c.) que el universo es un continuo devenir, que este devenir está animado por el conflicto (polemos) y que, precisamente, el conflicto es el padre de todas las cosas.

Parece ser que algunos responsables de señalización han tomado esta máxima presocrática a la hora plantear las indicaciones que han de regular las acciones de los conductores y, mucho me temo, que el conflicto será padre de un accidente. Veamos algunos ejemplos.

Empezamos con un ejemplo de la localidad de Camariñas (Coruña).


Foto: Toni Silva

El reglamento de circulación dice que, ante la incongruencia de las indicaciones, predominan las señales verticales sobre las marcas viales pero, en cualquier caso, parece que alguien no ha hecho bien su trabajo.

Vamos con señales del mismo rango: dos marcas viales un tanto desorientadas.



O dos señales verticales. Esta es peor porque, hagas lo que hagas, si hay un policía, te cae una multa fijo.



A veces no hacen falta 2 señales para crear confusión.



Pero lo normal es que la combinación de dos indicaciones nos hagan la picha un lío.



¿Qué haríamos en este semáforo?



En ocasiones, las señales no son contradictorias, pero se dan de cara con la lógica más elemental.



Cualquiera pensaría que sólo quieren tocar las narices.



No pensemos que los seguidores de Heráclito en el tema de señales limitan a  España. También los hay en Francia.



En Portugal.



En Australia.



O en EEUU



Y no me resisto a terminar con un chacarrillo que ya incluí en otra entrada hace tiempo, localizado en un pueblo de la provincia de Ávila situado a 19 km de la capital abulense.
.